Martina Tina ¡Muchas felicidades!

| |

Os preguntaréis pero ¿Martina sigue en Infantil? Pues sí, aquí sigue, como sus dos primeros cursos faltó tanto, ha ido recuperándolos poco a poco 😝. Cuando llegó era un bebote tan bonico, con esos ojazos que reflejaban el alma de quien la contemplaba embobado…

…Pero ojo, que tenía trampa, vino muy delicada y sus mamás pasaron por varios sustos de esos que no quieres vivir nunca…

… mas Martina demostró una y otra vez porque la llamamos la princesa-guerrera del guisante, niña callada y durmiente en muchos momentos, ahora, como se encuentre incómoda con una arruguita o esas caderas no se encuentren como a ella le gusta estar, olvídense de esa hermosa sonrisa y preparen sus oídos para escuchar a este lindo gatete aullar a la luna. 

Tan pequeñita que era y tan delicada de salud, pero con un corazón que no paraba de bombear y decirle a sus pulmones, vosotros no paráis hasta que no pare yo. 

Los pulmones aceptaron ese reto y nuestra pequeña y delicada damisela se convirtió, en la gran princesa-guerrera del guisante. Marisa, Martha (responsables de la terapia alimenticia), Amaia (fisio), las Anas y Carmen, ahora, Blanca (logopedas) y técnicos educativos como Belén, Mar y Lola (aunque sus madres siempre la llamaron de otra manera 😈) han contribuido al logro de que esté tan fuerte y con una salud casi de hierro; y por supuesto se suma a todo esto el amor incondicional y voluntad de acero de sus mamás y su gran complicidad con el tutor de su niña. 

Pues bien, cumple 8 añazos y esperamos que el lunes haga honor a la rima de su edad y nos traiga un bizcocho casero, ya que este curso, Elena no nos lo ha hecho (no voy a decir quien es su hijo, pero que sepas que los profesionales del cole sabemos quien eres, y como se decía a aquella famosa y querida alcaldesa de Madrid «no te lo perdonaremos jamás Elena» 😂😂😂). 

Pero recuperemos el tema, ¡MUCHAS FELICIDADES MARTINA! y dile a Ana que hoy no se trabaja y que deje de ponerte cosas, que hoy es día de besos y abrazos, para festejar ,un año más, que nos sigues regalando sonrisas y ruiditos.

«Podemos vivir sin religión y meditación, pero no podemos sobrevivir sin afecto humano» Dalai Lama

No dejemos de felicitar a nuestra guerrera del guisante y que sienta el gran afecto que tenemos por cada una de nuestras guerreras y guerreros, de parte de esta gran comunidad educativa.

¡MUCHAS FELICIDADES MARTINA!

 

Anterior

La casa por la Tejada

Martita, ¡qué pequeñita! , cumple 15 años

Siguiente
Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this