La fiesta de las Emociones

| |

El jueves 28 de febrero, celebramos nuestra fiesta más querida del año, los Carnavales. Somos muy fans de Don Carnal y aprovechamos esta inmejorable situación para ser fieles a los excesos, celebrando una deslumbrante fiesta de luces, música, colores y bailes, relacionado todo ello con las emociones del Monstruo de colores.

La apertura de la obra fue llevada a cabo por el departamento de fisioterapia, que nos condujo a través de la vista por los distintos colores que se iban a ir desarrollando aula por aula.

A continuación, la clase de Cristina y Teresa, apoyadas por María y Laura (fisios), nos mostraron el lío de emociones que tenía nuestro monstruo y la manera de ayudarle a ordenar ese caos de sentimientos.

Proseguimos con la actuación de la clase de Marisa y Lola, con la colaboración especial de Cris y Marta (departamento de fisio), que nos amenizaron la velada con una canción de Xuxa, en relación con la emoción que representaban, la alegría.

Por otro lado la clase de Infantil (Raúl y Mar) con ayuda de Laura (fisio), les tocó expresar la tristeza, mediante una canción bastante rápida como es «Lo mal que estoy (y lo poco que me quejo). Siendo las notas discordantes a la obra, ya que decidieron venir disfrazados de Tristeza. 💙

Después de la tristeza, llegó la Rabia, interpretada por el aula de Belén y Anabel, teniendo como refuerzos a María y Laura. Explicándonos que no hay que esconder el enfado, para que éste no nos lleve a la ira, porque como bien sabéis los seguidores de La guerra de las galaxias, esto nos puede llevar al reverso tenebroso.

La siguiente actuación fue llevada a cabo por la clase de Fran, Luis y Belén, con la cooperación de Marta (fisio), y nos representaron el miedo, a través de un escenario oscuro, lleno de pequeñas luces, un humo incesante, sonidos inquietantes y algún que otro artefacto pirotécnico.

Después de la tempestad, siempre llega la calma. Esto fue posible gracias a la clase de Martha y Rafa, con la inestimable ayuda de Amaia y Cris, que nos introdujeron en un estado Zen, gracias a la música de Jorge Drexler y los bailes  con pañuelos y sabanas que nos brindaron.
Para concluir, de nuevo la clase de Cristina y Teresa, nos mostraron que una vez ordenados los sentimientos y su significado…
… Sólo queda espacio para el amor.

Esperamos que después de todo este libertinaje, doña Cuaresma no nos obligue a hacer una penitencia de ayuno y abstinencia.

Y como ya sabéis, si habéis estado viendo las últimas entradas del blog, me gusta concluir con una pequeña reflexión, a través de una frase célebre.

«Quédate con la persona que te mire así como Mar mira a Isabel»

Anterior

Educación inclusiva sí, Especial TAMBIÉN

Nadal tiembla

Siguiente

Deja un comentario

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this