Graduación de Alex

| |

Pues sí comunidad educativa y todos los seguidores del Despertar, este experto deportista de la foto, al que todos recordamos con su inconfundible casco de taekwondista y por sus «abrazos del oso», se nos ha hecho mayor y ha decidido saltar del nido.
Si bien es cierto, que las despedidas siempre duelen, en esta ocasión nos llena de orgullo y satisfacción al centro educativo porque hemos podido acompañar a Alex en esta etapita de su vida.

Alejandro, chavalote alegre, explorador empedernido en busca de amistades, de buen comer y dormir, es el momento de dar todo lo que llevas dentro en el Centro de Día y dejar el pabellón del colegio bien alto.
Alex y sus nuevas educadoras
Alejandro y gente desconocida

Para finalizar la entrada queremos dar las gracias a Alex y a su familia, habéis sido una familia maravillosa, dejando huella en nosotros, os echaremos de menos.

Anterior

La noche de Salem

Dí: capacidad

Siguiente
Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this