EL MERCADONIS

| |

Nuestra unidad «El Mercado» de MercAdonis, ha tenido una clausura muy especial, es lo que tiene el trabajar juntos, que cuando se necesita aparecen todos en tropel.

Sabíamos que la actividad final iba a ser la recreación de un mercado, con sus puestos, sus dependientes y productos. Y queríamos que todos nuestros compañeros del cole, actuasen de clientes y claro, no nos fallaron.

El cómo, era dudoso por la situación de grupos burbuja en la que nos encontramos. Aunque teníamos todas las medidas de seguridad lo teníamos complicado.

Pero…contamos con la «Salita Linda», allí hay espacio y el director, Paco, en consenso con la coordinadora COVID, Amaya, nos dieron el visto bueno. -«POR TURNOS» y así…

Ya estaba todo preparado, nuestros productos frescos, de primera calidad. La carne recién llegada de la Sierra de Guadarrama, los jamones de bellota y los quesos con denominación de origen. Nuestros pollos de animales criados en granja y huevos frescos de oca. La fruta, 100/100 ecológica, sin pesticidas. El pescado traído directamente del Cantábrico. Y en la panadería, todos los productos, recién horneados, ¡¡¡Qué nervios!!!

Contentisimos y emocionados, porque pronto llegarían los primeros clientes. Con sus delantales inmaculados y pendientes de la que se avecinaba, esperaban impacientes en sus puestos el charcutero, el pollero, la panadera, el pescadero, y la frutera .

Los chicos de TVA, no se podían perder comprar en nuestro mercadonis y… carrito en mano les recibimos con mucha alegría .

Lucía, llevaba la lista preparada para llenar su carro, pasó por la pescadería, para cogerlo bien fresco, antes de que llegara Mari Jose y se llevara la pescadilla a la que le había echado el ojo. David, fue a la pollería, le hacían falta unos huevos, y de paso unos muslitos, le vinieron bien. Mientras Miguel se quedó pagando a «Moncho» y charlando un poco.

No nos llamó la atención ver al Señor Director en la charcutería, de todos es sabido su predilección, pero ¿Qué comprará un queso? Que locura es esa.

Mientras Cristina escogió una degustación de cada uno de los puestos, para valorar la calidad, jajajajaja.

Una representación de Ebo 4 también quiso bajar a darse una vueltecita por el «MercAdonis», ellas tienen preferencia por el dulce. Así que hicieron una paradita en la panadería “La Colombiana”, donde Isabella acababa de hornear unas ricas magdalenas, que no tuvieron ninguna duda en probar. También necesitaban unos huevos para hacer tortilla, y se acercaron a la pollería “Moncho”. Marta pagó la cuenta, aunque Marisa tuvo que regatear un poco, porque Víctor un poco confuso le quería cobrar -«1000€»-, por la compra. Primera ley del comerciante, siempre equivócate a favor de la casa.

Belén y Reyes, acompañaron a los amigos de EBO 2 a comprar con sus bolsas, (en este mercadonis, somos muy ecológicos). Pasearon por todos los puestos, realizaron sus compras y fueron atendidos por nuestros profesionales.

Javier no pierde el momento para charlar con Moncho, al que hace tiempo que solo ve de lejos. Reyes, se acercó a la pescadería con Marcos y Oli, Miki les recomendó que se llevará unas anchoas de Santoña exquisitas.

Rafa y Marta se pasaron por allí, con los monederos repletos, que llevaba Tadeo muy bien custodiado, porque Valentina compraba más de la cuenta. Se llevaron compra para toda la semana y probaron todas las exquisiteces. Una parada especial, en «La Colombiana», recordando viejos tiempos, Isabella les obsequió con los croissants que son su especialidad y le mostró con gusto a Javi, su nueva caja registradora llenita de botones.

Las fisios, también sacaron un huequito para visitarnos, directas a la frutería de Vega , y compraron unas fresas buenísimas, para mantener el tipo. El Tío José al final se dejó llevar por el olor de las morcillas de Burgos y el jamón de bellota, hasta se sirvió el solo unas tapitas de queso y chorizo. María también cayó en la tentación del olor a bizcocho recién hecho y no tuvo más remedio que probar un pedacito. Mientras que Cristina y el Tío José terminaron la compra cual matrimonio, con unas barritas de pan.

Justo antes de cerrar, apareció por allí Raúl con Mateo, a comprar pescado, pollo, carne, una lechuga y pan, traían la lista hecha, por eso de las prisas. ¡¡¡Ay el olor de las magdalenas!!! Imposible, le llamaban la atención y eso que Raúl, el liante, le quería hacer la trece catorce, para que no se le quitaran las ganas de comer, pero el pirata no se dejó engañar.

«¡Ninguno de nosotros es tan bueno como todos nosotros juntos!».

Ray Kroc.
Anterior

«Usa la Fuerza, Jedi»

La mayoría de edad

Siguiente

8 comentarios en «EL MERCADONIS»

    • ¡Que no Rubén! Que era todo más falso que una moneda de dos caras. Que si Fran se llevó un queso era porque era de corchopan. Lo único real eran las magdalenas que no dejó pasar tu hijo

  1. Pues no vas desencaminado Rubén, ahora estamos justo en esa unidad, Master chef y esta vez nuestros platos si son de verdad

  2. Pues las fresas tenían pinta de ser de verdad, en cada foto de la frutería iban desapareciendo misteriosamente…
    Una gran actividad y un gran reportaje, esto es lo que hace de El Despertar un gran cole!
    Un abrazo enorme a todos los currantes del Mercadonis, niños y mayores!

  3. Que maravilla de proyecto. Muy bien presentado, trabajado divertido y buen ambiente que hace que el resultado sea de sobresaliente para todos.

Los comentarios están cerrados.

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this